¿Sabes de qué manera se comunican las hormigas?

Las hormigas usan distintos modos de comunicación para organizar lo que más las destaca: su trabajo en equipo. ¡Descúbrelos aquí! 

de qué manera se comunican las hormigas
Las feromonas pueden explicar el rastro que dejan las hormigas para que otras las sigan. (Foto: Adobe Stock)

Su pequeño tamaño no las hace para nada insignificantes. Y es que las hormigas saben que el éxito se logra no por cuánto pueden llegar a medir, sino por la cooperación y la organización.

Se estima que existen en el mundo unas 10 mil especies de hormigas, que habitan una gran variedad de ecosistemas, menos los acuáticos y los de zonas polares.

Lo que caracteriza a estos insectos es que tienen uno de los niveles más altos de organización social, mediante el cual dividen tareas adentro y afuera del hormiguero. Hay hormigas que cuidan a las larvas, otras que buscan el alimento, otras que protegen a la colonia y, por supuesto, la reina, que es la encargada del proceso reproductivo.

Las hormigas funcionan exitosamente ya que entre todas conforman una sola y eficiente unidad. Pero nada de esto sería posible si no pudieran comunicarse. Y para lograr que el complejo sistema de interacción social funcione, las hormigas se comunican de tres maneras.

Las hormigas y el contacto físico

Se trata de los contactos con sus antenas, que es donde se encuentran sus receptores olfativos. Cuando las hormigas salen de sus nidos “antenean” con sus compañeras y así se reconocen y se transmiten información.

hormiga2
Las antenas de las hormigas funcionan por contacto o como receptores químicos. (Foto: Andreas Neumann – Pixabay)

Comunicación mediante el contacto químico

Para las hormigas, los olores son fundamentales. Se comunican por medio de feromonas, sustancias químicas que pueden estar en el aire o en la tierra. Los olores de los miembros de una colonia permiten que se reconozcan entre sí, para poder proteger el nido de hormigas extrañas.

Como cada colonia tiene un olor propio, si alguna hormiga se moja o se ensucia se limpia con sus patas para recuperar el aroma de su colonia y poder ingresar.

Este tipo de comunicación se efectúa sin que se toquen, ya que las antenas tienen receptores que perciben las moléculas que viajan por el aire.

Las feromonas pueden explicar, por ejemplo, el rastro que deja una hormiga que ha descubierto una planta y que permite que sus compañeras sigan por el mismo camino en fila.

A la vez, las feromonas también pueden advertir sobre peligros, reclutamientos o señalizaciones.

Importancia de los sonidos y las vibraciones

Cuando la comunicación por feromonas o contacto se dificulta por la distancia o por alguna otra sustancia química que interfiera, las hormigas pueden emitir sonidos o vibraciones. Esto les permite transmitir distintos tipos de información a sus compañeras.

Sin la comunicación, las hormigas no podrían lograr hazañas como unirse en especies de balsas para superar inundaciones hasta llegar a lugares secos, o defender ferozmente ataques a la colonia.

Hay algunas especies que sorprenden a los científicos con sus comportamientos. Como las del siguiente video, que construyen puentes con sus cuerpos.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here