Jengibre sin costo: basta una maceta para disfrutarlo todo el año

¿Adoras el jengibre? En este artículo te enseñamos a tenerlo disponible todo el año sin gastar un céntimo.

El jengibre es un condimento muy particular, originario y de uso muy extendido, sobre todo en el Asia oriental. De olor y sabor potentes, tiene dejos de la acidez del limón, pero un retrogusto picante y un tanto agrio.

(Pixabay)

Se sabe que no es de agrado universal, y para consumirlo crudo se requiere mucha valentía. No obstante, si se usa en combinación con otros ingredientes, puede convertir los platos más simples en una verdadera especialidad.

Por otra parte, aunque el gusto del jengibre no sea agradable para todos, muchas personas lo comen por sus variados beneficios. Esta raíz se caracteriza, particularmente, por sus propiedades antisépticas y contribuye a combatir la hinchazón y los síntomas relacionados con enfermedades gastrointestinales.

Puede que te asombre, pero ¿sabías que puedes cultivar esta admirable especia en tu propio hogar?

Así es. Con una sola raíz se puede plantar jengibre y tenerlo disponible cuando quieras. Es tan sencillo como plantarla en una maceta y esperar.

Cómo plantar jengibre en casa

Para poder cultivar jengibre en tu casa basta con seguir una serie de simples pasos. Si lo haces correctamente, no tienes nada de qué preocuparte.

(Pixabay)

1) Adquisición de la raíz

Lo primero que debes hacer es conseguir jengibre fresco. A la hora de seleccionarlo, fíjate de llevar una raíz que no supere los 13 centímetros de largo y no sea menor a 7.

Debes asegurarte de que la raíz esté en buenas condiciones. Una señal confiable es que su piel sea suave y voluminosa. Una vez que la hayas comprado, déjala remojando en agua toda una noche, para eliminar cualquier químico que haya quedado en ella.

2) Maceta

Aprovecha la primavera para plantar jengibre, es la mejor época para hacerlo en casa.
Una vez terminado el proceso de enjuague, llena una maceta con tierra y coloca la raíz horizontalmente sobre ella, haciendo presión para hundirla de unos 5 a 8 centímetros. Asegúrate de dejarla totalmente cubierta y ponle suficiente agua.

3) Fase de crecimiento

Al poco tiempo, la plantita del jengibre empezará a germinar. Por eso es crucial que le prestes mucha atención y la cuides para un buen crecimiento. Es importante que, por la mañana, coloques la maceta en un lugar donde le dé bastante sol. Por la tarde, al contrario, debe permanecer en la sombra. La temperatura media ideal para el jengibre no debe ser mayor a 25º ni menor a 20º.

(Pixabay)

En todo momento es primordial mantener la humedad de la tierra, de manera que debes regarla con frecuencia. La raíz jamás debe estar sin agua, pues esto interrumpiría completamente su crecimiento.

4) Cosecha

Como se puede apreciar, los pasos son simples, y si los sigues meticulosamente, en 8 o 10 meses tendrás tu jengibre listo para la recolección. Puedes cultivar todo el que quieras, siempre respetando el mismo procedimiento. Es una buena forma de economizar y de consumir un producto fresco y sin componentes tóxicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here