¿Levadura de cerveza vencida? No te preocupes, le pasa a todos | Reutilízalo así

¿Caducó tu levadura? No eres el único al que le ha pasado, de hecho es bastante común. Y aunque es de esos ingredientes que no pueden ser usados en recetas, todavía puede ser empleado para otras cosas.

Durante la primera etapa del confinamiento a la gente se le dió por hacer alimentos en casa que solían comprar afuera, sobre todo panificados. Ello implicó un aumento impresionante del consumo de levadura de cerveza.

Foto Pixabay

Debido a la creciente demanda, este ingrediente estuvo en falta por varias semanas: la gente compraba en cantidad para tener stock y usar cuando quisiera. Cuando el confinamiento estricto terminó, muchos abandonaron el hábito de hornear su propio pan, pero otros continuaron haciéndolo.

Desde luego se trata de una práctica muy recomendable ya que al preparar desde cero nuestro producto, sabemos exactamente cómo y de qué está compuesto. Además de cuidarte a tí mismo, cuidas a tu familia.

La levadura de cerveza tiene la ventaja de poderse congelar y de este modo conservarse mucho más tiempo. El problema es que en el refrigerador su vida útil disminuye bastante, y la fecha de vencimiento no puede dilatarse. Es normal que recién nos acordemos de que la tenemos cuando ya no puede usarse para cocinar. ¿Qué se hace en ese caso?

Utiliza la levadura vencida en el jardín o en la piel

Si te ocurre esto, es decir, acordarte de la levadura que tenías en el refrigerador cuando ya caducó, no hace falta que la tires. Aunque no hagas panificados con ella, todavía puedes usarla.

Foto de Freepik

La levadura es un buen abono para las plantas, ya que contiene vitaminas y minerales muy beneficiosos, sobre todo en el momento de la floración. Solo hay que disolver una barrita en 3 litros de agua tibia y ya está todo listo para regar el jardín o las macetas con ella.

Otro uso posible para la levadura caducada consiste en transformarla en una mascarilla casera. Basta con disolver un poco de levadura en agua caliente y añadir 1 o 2 cucharadas de miel, dependiendo de cuán firme queramos que sea. Luego hay que aplicar en frío y dejar actuar durante aproximadamente 15 minutos. El resultado es una piel suave e hidratada.

Por último, se puede emplear la levadura caducada para crear una mascarilla de belleza para el cabello. Se debe agregar la levadura a un bote de yogur blanco natural y colocar sobre el cabello húmedo. Dejar actuar 15 minutos para conseguir brillo y suavidad naturales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here