Perseverance: el nuevo explorador que busca rastros de vida en Marte

El Perseverance aterrizó exitosamente en Marte y ahora comienza una exploración de dos años para traer muestras de suelo a la Tierra.

Esta fue la primera foto enviada a la Tierra por el Perseverance (Foto: Nasa).

Luego de siete meses de viaje, el nuevo robot explorador de la Nasa aterrizó finalmente en Marte. Se trata del Perseverance, el primer rover que cuenta con un equipo de perforación para estudiar la composición del suelo del Planeta Rojo y buscar rastros de vida.

El vehículo aterrizó en una zona conocida como el cráter Jezero. Allí, se realizarán testeos de funcionamiento de todo el equipamiento durante varias semanas. Luego, el Perseverance comenzará una misión de investigación que se estima durará dos años.

La misión, denominada Marte 2020, partió de la Tierra el 30 de julio de 2020. El viaje del Perseverance cubrió unos 470 millones de kilómetros hasta llegar a Marte desde que fue lanzado desde Cabo Cañaveral (Estados Unidos).

El robot tomará muestras del aire y del suelo de Marte para conocer detalles climatológicos del pasado de ese planeta. Luego, no retornará a la Tierra, sino que se lanzará otra misión que buscará las muestras para los científicos puedan realizar los estudios necesarios (esta misión aún no tiene fecha).

Esto se planificó así debido a que los equipamientos para realizar los análisis de las muestras y obtener los resultados son muy pesados para llevar Marte.

Además, todos los estudios y observaciones del Perseverance servirán para planificar misiones futuras a Marte tripuladas por personas.

Cómo es el Perseverance

Este rover -el quinto que se envía a la superficie marciana- tiene seis ruedas, cerca de tres metros de largo y un peso 1.025 kilos. Esto hace que tenga un peso y tamaño similares a los de un automóvil.

Además de estar equipado con los taladros, tiene una variedad de sensores y radares para estudiar el suelo y la superficie de Marte. Para verlo, no te pierdas este video:

¿Lo más novedoso del Perseverance? Cuenta con 19 cámaras y dos micrófonos. Esto permitirá escuchar por primera vez los sonidos del Planeta Rojo. Se trata del robot más avanzado enviado a Marte.

También, el Perseverance cuenta en su interior con pequeño helicóptero de dos kilos. Este ha sido llamado Ingenuity Mars e intentará realizar el primer vuelo controlado desde la Tierra y con motor en otro planeta.

El aterrizaje tras «siete minutos de terror»

El viaje del Perseverance salió cómo estaba planeado, pero el momento más delicado de la primera etapa de esta misión fue el aterrizaje, al que los especialistas de la Nasa llamaron «los siete minutos de terror».

En esta fracción de tiempo, la nave que transportaba al robot debía penetrar la atmósfera de Marte, desacelerar su velocidad de viaje y finalmente tocar suelo firme. El problema para los encargados de la misión fue que esta secuencia no se pudo testar en la Tierra por la diferencia de condiciones.

Así fue la secuencia de los siete minutos de terror del Perseverance hacia la superficie de Marte (Foto: Ilustración Nasa).
Así fue la secuencia de los siete minutos de terror del Perseverance hasta tocar la superficie de Marte. (Ilustración Nasa)

El Perseverance entró en la atmósfera marciana a prácticamente 20.000 kilómetros por hora. En ese momento, un escudo térmico protegió al robot de la fricción con la atmósfera, que por la velocidad alcanzó los 2.400 grados centígrados.

Una vez cumplida la misión del escudo, este se desacopló, permitiendo a los sensores y radares del Perseverance escanear la superficie marciana para encontrar el sitio de aterrizaje. Se desplegó entonces un paracaídas de 21 metros que continuó desacelerando el descenso del módulo.

Allí, el Perseverance se desacopló de su nave transportadora en una caída libre, envuelto en una red metálica con ocho cohetes que desaceleraron la caída del robot a tan solo tres kilómetro por hora.

A 20 metros de la superficie, el Perseverance fue descendido por un sistema de cuerdas de nylon que lo depositaron, sin sobresaltos, en el suelo de Marte.

El Perseverance fue descendido a la superficie marciana mediante unos hilos de nylon (Foto: Ilustración Nasa).
El Perseverance fue descendido a la superficie marciana mediante unos hilos de nylon. (Ilustración Nasa)

Este nuevo robot estuvo sin recibir órdenes o comandos desde la Tierra por unos 11 minutos, que es el tiempo de demoran las comunicaciones entre ambos planetas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here