Prepárate para sentir el verdadero sabor con esta carbonara

La carbonara tiene el primer puesto uniendo a todos los italianos. Sin embargo, hay una variante tan sabrosa y original que vas a lamerte el bigote.

Siendo un plato simple y humilde, no podrás equivocarte con un spaghetti a la carbonara. Con el tiempo ha llegado a convertirse en un plato más representativo que la pizza y eso no es decir poco. Sin embargo, con tan solo 3 ingredientes, y no hay crema en esa lista, puedes lograr un plato tan delicioso que acuerde con todos.

Fuente: Instagram @restaurants.di.roma

Aunque no lo creas, se trata de un plato que no tiene ni 100 años. Fue después de la liberación de Roma del fascismo en 1944 que los huevos, el pecorino y el tocino se fusionaron para dar lugar a esta excepcionalidad. Los romanos se familiarizaron con un salami de ultramar que se usaba en lugar del tocino. Por el contrario, la amatriciana se prepara necesariamente junto con el tocino.

Más aun, la “primera” carbonara es de hecho una proeza estadounidense. Fueron los soldados quienes combinaron los ingredientes más a la mano quienes les dieron a los romanos la brillante idea que mantendría felices a las generaciones contemporáneas a 1945.

Pero hoy queremos traerte una variante que no traiciona en lo más mínimo a la original. Sin embargo, la convierte en una opción ligera, saludable e igualmente deliciosa. Si te da curiosidad sólo tienes que seguir leyendo.

Tocino, huevo… ¡y calabacín!

Tenemos muy claro que, si ya es difícil aceptar la panceta en vez del tocino, el calabacín resulta más complicado. El patriotismo y las tradiciones suele pisar fuerte en nuestra cocina. Sin embargo, no pareciera molestarnos a la hora de comer uramaki frito con mayonesa. Podemos flexibilizar y disfrutar de un plato clásico, reinterpretándolo y cargándolo de creatividad. Además porque una vez que lo pruebes no podrás abandonarlo.

(Foto: Canva)

Esto es lo que vas a necesitar para preparar carbonara de calabacín para 4 personas:

  • 320 gramos de espagueti
  • 8 yemas
  • 50 gramos de pecorino o parmesano
  • 800 gramos de calabacín
  • Sal al gusto
  • pimienta según sea necesario

Preparación:

Lava los calabacines y córtalos en trozos haciendo de cuenta que es panceta. Luego pásalos a una sartén antiadherente durante algunos minutos. En tanto cocinas el espagueti agrega las yemas de huevo al pecorino en un bol y mezcla. Cuando hayas logrado una crema agradable con cuerpo puedes salpimentar al gusto.

Fuente: Instagram @incucinaconpapa_

Añade la pasta al calabacín y la nata una vez cocida y mezcla todo junto a fuego lento durante algunos minutos. Añade un poco de agua solo si te ha quedado demasiado seca. ¡Disfruta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here