Conoce las propiedades antiage y nutritivas de los germinados

¿Eres vegetariano? Anímate con esta fuente de salud, que protegerá tu sistema inmunológico y que tiene probados efectos rejuvenecedores y revitalizantes para el organismo.

Germinados y microgreens pueden ser cultivados en casa. (Foto: Infoagro)

Estas extraordinarias fuentes de minerales, vitaminas y proteinas, tanto los microverdes como los germinados, son un complemento ideal para lograr una dieta balanceada, incluso superan en algunos aspectos al de los productos vegetales a los que pueden dar origen.

La ciencia ha comprobado que la fuente de calcio y de vitamina D que proporcionan estos super alimentos, es mayor a la que encontramos en la leche de vaca, por lo que puede reemplazarse por estos cultivos que pueden plantarse en casa. Es una verdadera solución si eres intolerante a la lactosa.

La principal diferencia radica, básicamente, en el momento en el que son utilizados para su consumo.

Por un lado tenemos a los germinados, los cuales son semillas a las que se las hace germinar y se las consume en sus primeros brotes verdes. Estas semillas germinadas tienen una composición nutricional superior a las semillas secas. El contenido de vitaminas, minerales y demás oligoelementos se sabe que pueden multiplicarse por cientos durante el proceso de germinación.

Mientras que los microverdes (microgreens en inglés), son vegetales verdes que se cosechan un poco más tarde que los germinados, por lo que deben ser sembrados previamente, ya que lo que se utiliza es sólo su parte verde, descartando sus pequeñas raíces.

Alimentos crudos orgánicos (Foto: Adobe Stock)

Microverdes y germinados al servicio de tu salud

Hoy en día se reconocen múltiples beneficios del consumo de este tipo de alimentos. Son buenos reguladores del funcionamiento de nuestros intestinos, excelentes depuradores, ayudan a combatir cuadros de anemia, descalcificación y otras carencias nutricionales.

Son aliados de la belleza, ya que tienen efectos antioxidantes para el organismo y combaten los radicales libres, por lo que retardan el envejecimiento celular.

Salvo algunas excepciones, casi todas las semillas conocidas pueden ser utilizadas para su germinación (a excepción por ejemplo de las de la familia de las solanáceas, tales como el tomate, los pimientos, berenjenas y patatas, ya que sus semillas resultan tóxicas), y existen innumerables formas en las que pueden ser incorporadas.

Germinados: brotes de alfalfa en ensaladas son los más populares, pero también podemos conseguir brotes de fenogreco, de frijol chino, de soja, entre otros. Los brotes de brócoli ayudan a prevenir distintos tipos de cáncer, también enfermedades neurodegenerativas, y a disminuir el colesterol.

Semillas: chía, lino, girasol, amaranto y sésamo son gran fuente de potasio.

Legumbres: para los estómagos muy sensibles, los germinados son la mejor manera de incorporar legumbres, ya que facilitan su digestión, sobre todo en el caso de garbanzos, porotos ming y lentejas.

Si utilizas semillas orgánicas, estás asegurando tu calidad alimentaria al no presentar alteraciones genéticas como en el caso de los productos transgénicos; como tampoco pesticidas, agroquímicos, fungicidas, entre otros componentes que pueden ser nocivos para la salud.

¿Cómo cocinar con microbrotes y germinados?

La imaginación es ilimitada aunque se recomienda evitar aquellas preparaciones que requieran prolongados tiempos de cocción, ya que el calor hace que se pierdan ciertas cualidades nutricionales.

Te resultará fácil incorporarlos crudos en muchas preparaciones porque son sumamente crocantes y ricos, con todo su potencial nutritivo al alcance de tu organismo, ideal para ensaladas o para agregar a comidas después de su cocción.

Si bien el sabor de una planta es más intenso y distintivo al final de su desarrollo, cuando hablamos de microverdes se nos presenta una amplia gama de sabores sutiles y nuevos por descubrir.

Es cuestión de animarse a probar y empezar a combinar distintas variedades hasta encontrar las más adecuadas.

Los brotes o germinados se consumen completos con semilla y todo, mientras que los micro verdes tienen sabores más fuertes en comparación y, como dijimos, sólo consumimos sus tallos y hojas.

Ambos ingredientes se añaden a wraps, sandwiches, ensaladas e incluso a sopas caseras; son aptos para snacks con tostadas y palta, sustitur la lechuga por germinados en ensaladas, incluirlos en licuados, en un bowl de frutas de estación e inclusive en un salteado tibio de verduras y arroz integral. Las posibilidades son infinitas y deliciosas.

Consejos para autocultivo de germinados en casa

Existen en el mercado algunos tipos de germinados, tal vez los más conocidos sean los de alfalfa y de soja que pueden ser encontrados en grandes verdulerías e hipermercados, pero por lo general no son fáciles de hallar, por lo que lo más recomendable es conseguir las semillas y germinarlas en casa.

De esta manera nos aseguramos no sólo más variedad, sino que podremos consumirlas lo más frescas posibles. Sólo necesitamos un frasco, un poco de humedad y algo de luz solar.

En el caso de los microverdes la cosa puede llegar a complicarse un poco más, ya que necesitamos un recipiente tipo bandeja más o menos grande según lo que esperamos cosechar y un sustrato adecuado que permita a las raíces un lugar de anclaje para poder desarrollarse correctamente.

Pero es cuestión de probar alguna de las opciones caseras, que podemos copiar de muchos tutoriales presentes en las redes, y elegir la que mejor se adapte a nuestras posibilidades.

En el caso de los germinados, como dijimos crecen en el agua, podemos almacenarlos en cualquier recipiente y pueden ser conservados en la heladera por algunos días. Mientras que los microverdes crecen sobre sustrato sólido, y por lo general se recomienda consumirlos en el momento en el que van a ser cosechados.

¡Así que a animarse! Nada mejor que tener una micro huerta super nutritiva al alcance de tu mesa y disponible a todo momento. ¿Suena fantástico, verdad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here