Te dejamos una pasta ligera, económica, atractiva y muy sabrosa

Hoy vamos a preparar esta pasta sugerente, ligera y sabrosa para que te deleites de placer en el almuerzo.

Aunque haga 40°C a la sombra, no somos capaces de renunciar a un buen plato de pasta. Un buen primer plato ya es una filosofía de vida, con tomate, pesto, solo con un chorrito de aceite, queso parmesano rallado por encima o con salsa de carne.

(Foto: Pixabay)

Sin embargo, con estos calores insoportables, pasar mucho tiempo en la cocina es más que un desafío. Especialmente cuando queremos ir a la playa o a un día de campo y una comida pesada podría representar algunos riesgos. Pero ahora te traemos la solución.

Hoy vamos a enseñarte cómo preparar una receta de pasta fría deliciosa, delicada y económica que no necesita de mucho tiempo de preparación y que puedes disfrutar en cualquier momento. La sacas de la heladera y ya está lista. Esto es lo que necesitarás:

  • 350 gr de mariposas
  • 200 gr de tomates cherry
  • 200 gr de jamón cocido en dados
  • 125 gr de champiñones champiñones
  • 1 bote de pesto genovés
  • Sal, pimienta, ralladura de limón al gusto

Con un sabor increíble, esta pasta fría y ligera, es perfecta para el mar o para un día de campo

Como está preparada con ingredientes muy sencillos, esta receta guarda todo el sabor, la ligereza y la autenticidad. Es perfecta para llevar al mar, a un día de campo; puedes guardarla en la nevera y disfrutarla cuando gustes: te garantizamos que será deliciosa. ¿Cómo la preparamos?

(Foto: Pixabay)

Para empezar, hierve una olla con agua rápidamente y, cuando hierva, baja el fuego.

Enjuaga, seca y corta los tomates en rodajas finas. Coloca los champiñones en un bol habiendo escurrido el aceite que traen. Añade los gajos de tomate y el pesto.

Deja calentar los daditos de jamón durante unos pocos minutos en una cacerola pequeña. Luego añádelos al resto de los ingredientes y aguarda a que esté lista la pasta. Escurre y vierte en el recipiente.

Deberás mezclar todo con energía hasta que las farfalle queden bien embebidas en pesto. Sazona con sal, pimienta y, si gustas, ralla un poco de queso parmesano.

Utiliza un recipiente hermético para guardar la pasta y listo, ya puedes disfrutar de una auténtica delicia junto al mar o bajo un árbol en el bosque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here