Reciclar funciona: con un sólo objeto puedes lograr un sistema de riego para el jardín

La revolución se produce cuando articulamos el reciclado con soluciones innovadoras y saludables para el medio ambiente. Este sistema de riego no te lo esperabas.

La hidratación de plantas y hortalizas, el riego, es precisamente una de las actividades más difíciles y pesadas de la jardinería y horticultura. Toda planta requiere de un suministro de agua como fuente de vida para subsistir y desarrollarse. No habría vida alguna en el planeta sin H2O. Especialmente en sectores susceptibles a la sequía. Ahora te explicamos cómo hacer un sistema de riego con un sólo objeto reciclado.

(Foto: Pixabay)

Esperamos que estés preparado para incorporar los trucos necesarios para lograr un sistema de riego con un sólo objeto. Siendo tan económico y eco-sostenible, representa un movimiento ventajoso que dará resultados muy satisfactorios. Una vez que lo hayas creado, debido a que actúa independientemente, realizará todo el trabajo duro.

El riego por goteo es lo que sugerimos, porque consigue hidratar las plantas hasta en los climas más complejos con el mínimo consumo de agua. La idea es no consumir mucha agua para respetar el medio ambiente, gastar menos energía de lo habitual, mientras que la producción se asienta en sus valores máximos consiguiendo plantas bien hidratadas y frondosas.

Así es cómo se crea un sistema de riego casero

Lo primero que debemos asumir, como toma de conciencia, es que el agua representa el bien más preciado. Por ello, desperdiciarla es un crimen que no debe ocurrir. Desde este punto de vista, este método de riego es ventajoso. Representa un uso adecuado y correcto del agua -que no es ilimitado- y permite aprovechar productos que, en otras condiciones, se tiraría a la basura. Se trata de un objeto tan común de plástico que, a la vez, es muy dañino para el medio ambiente.

(Foto: Pixabay)

Confirmado en las exposiciones de 2015, es un objeto milagroso será una revolución en materia de riego. Puede lograr resultados impensables e importantes. Con una botella de plástico vacía, crearás tu sistema DIY de riego. No la tires. Ahora te enseñamos cómo aprovecharla.

Empieza por cortar el fondo y hacer unos 4-5 agujeros en la tapa. Ahora, en el jardín, deberás hacer un pozo que te permita insertar el cuello de la botella. Procura hacer todo eso cerca de las plantas.

Así meterás el agua y podrías usar aquello que has reciclado. Ahora espera a que, gota a gota, tus plantas se rieguen. También podrías utilizar fertilizante para mejorar el suelo que estás usando. Puedes repetir el proceso con cada botella que adquieras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here