Sandalias biodegradables, una alternativa para evitar la contaminación

Científicos de la Universidad de California crearon sandalias biodegradables. Están hechas a partir de algas.

Sandalias biodegradables
Estas son las sandalias biodegradables. (Foto: sandiegouniontribune.com)

En el mundo, hay una búsqueda de alternativas para reducir los residuos plásticos o derivados del petróleo. Esto llevó a un grupo de investigadores a desarrollar una opción de sandalias biodegradables y sostenibles para el planeta.

En la actualidad, miles de sandalias se hacen a partir de materiales derivados del petróleo, que aseguran su durabilidad. Pero cuando se rompen o se dejan de usar terminan siendo desechadas, generando graves problemas de contaminación ambiental.

Como muchos de los desechos, terminan en aguas que llegan a los ríos y, posteriormente, a los océanos. Y tardan mucho tiempo en descomponerse.

Esta fue la motivación que llevó a un grupo de científicos de la UC San Diego a desarrollar un material resistente, pero sostenible, hecho a partir de algas. Este material eco friendly tarda en degradarse solamente 16 semanas.

El lanzamiento de las sandalias

Luego de años de prueba y error, Steven Mayfield, uno de los científicos que promovió la investigación, fundó la compañía Algenesis. La empresa se dedica especialmente a producir materiales biodegradables.

En 2017, la empresa anunció el desarrollo de este nuevo material hecho a partir de la extracción del aceite de las algas, que también puede ser usado en otros productos que actualmente contaminan.  

Sandalias biodegradables 2
La tecnología desarrollada promete ser sostenible. (Foto: algenesismaterials.com)

Las suelas de las sandalias son uno de los primeros productos que saldrían al mercado este año. Para llegar a comercializarlas, la empresa anunció la firma de un acuerdo comercial con Reef, una de las empresas líderes en el mercado mundial de producción de calzado playero.

La tecnología que desarrollaron fue patentada como Soleic, que promete ser una alternativa sostenible para mantener la demanda de estos productos.

Un reemplazo biodegradable, la clave para no contaminar

Tecnologías como Soleic buscan reemplazar el uso de productos derivados de la petroquímica por materias primas como las algas y otras fuentes vegetales no alimentarias.

Para elaborar las sandalias, un equipo de químicos e ingenieros elabora el material, que es líquido y viscoso, para ser vertido en moldes. Luego de someter los moldes a un proceso exotérmico (que logra la transformación en base a la exposición al calor), se obtiene como resultado una espuma que se expande.

Moldes sandalias
El material viscoso se pone en estos moldes. (Foto: Instagram @algenesismaterial)

El producto final, permite suplantar las suelas antiguas por estas nuevas. Tienen la misma durabilidad y exigencia que requiere un calzado de estas características: permitir que se usen por mucho tiempo con la misma calidad.

Desde el inicio de las investigaciones, el fin fue responder a las demandas de los consumidores ofreciendo sandalias de igual calidad, pero que no contaminen el medioambiente.

Además de ser una buena opción para reducir el impacto en el medio ambiente de los calzados, los científicos aseguran que este nuevo material puede ser utilizado en otros productos, como aislantes en los hogares, asientos de automóviles y otros bienes de consumo.

 

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here