Consejos para sembrar tus propias berenjenas y remolachas

Aprovechando la estación del año, te traemos dos vegetales que puedes sembrar en casa de acuerdo al hemisferio en donde te encuentres.

huertourbano2
Si tienes un espacio con algo de sol puedes hacer tu propia huerta. (Foto: lahuertinadetoni.es)

Si estas en el hemisferio norte, el invierno está por terminar y se acerca la primavera. Es el momento ideal para sembrar berenjenas. Si, por el contrario, te encuentras en el hemisferio sur, un vegetal que puedes sembrar es la remolacha.

Como sabrás, lo ideal es elegir comer frutas y verduras de estación. Así comemos lo que naturalmente crece en la tierra de acuerdo al momento del año y al clima óptimo para sembrar y cosechar.

Si tienes un espacio con algo de sol, podrás hacer tu propia huerta en casa. Además de entrar en contacto con los productos que la tierra nos da, evitarás los agroquímicos y obtendrás mucho más sabor en tus vegetales. ¿Qué mejor que alimentarte con lo que tú mismo produces? Pues aquí vamos.

Paso a paso para sembrar berenjenas

A las semillas las puedes comprar o separarlas de una berenjena que tengas en casa. Para que germinen, deberás ponerlas primero en un semillero. Para esto puedes usar vasitos de plástico reutilizados o de yogur. Recuerda hacerle agujeritos en la base para que filtre el agua cuando los riegues.

semillero
Puedes usar como semilleros para germinar tus semillas vasitos reciclados. (Foto: @huertinadetoni)

Rellena con sustrato los semilleros hasta llegar arriba, pero deja un espacio de 1 centímetro aproximadamente para colocar las semillas. Presiona suavemente para compactar la tierra, pero no demasiado.

Es importante que pongas al menos dos o tres semillas por cada semillero, porque no todas germinarán. Si te llega a salir más de una plantita, solo tienes que trasplantarla a otro semillero.

Para terminar, le tiras un poco de sustrato por encima de las semillas, las riegas y solo te queda esperar. Debes regarlas bastante, asegurándote que la tierra nunca esté seca.

Cuando tus brotes tengan el tamaño adecuado, puedes trasplantarlos al sitio definitivo donde las cultivarás. Podrá ser en macetas, cajones o mesas de cultivo o en la tierra.

Para tener en cuenta:

  • Asegúrate de que el sustrato sea completo y con muchos nutrientes. Lo recomendable es que si es tu primera vez en sembrar, lo compres ya preparado.
  • Una vez que plantes tus semillas, debes poner los semilleros en un lugar donde tengan algo de calor. Lo ideal es dentro de casa, en un lugar donde no les de directo el sol ni el viento.
  • Cuando las semillas den el primer brote, es el momento de ponerlas al sol directo.
  • Debes esperar a que las plantitas tengan entre 20 y 25 centímetros para trasplantarlas a la tierra.
  • El momento ideal para trasplantarlas es cuando empiece la primavera y las temperaturas sean más cálidas.
  • El tiempo para cosechar tus berenjenas será de cinco a seis meses.
Berenjenas
Tendrás tus berenjenas en unos cinco o seis meses. (Foto: Nina Luong – Unsplash)

Paso a paso para tener tus remolachas

El proceso de germinado es similar al de la berenjena. Debes poner las semillas en semilleros primero y esperar a que crezcan las plantitas. La semilla de la remolacha es en realidad una vaina pequeña que tiene adentro unas cuatro o cinco semillas. Por esta razón, solo debes colocar una por semillero.

siembra remolacha
Para sembrar tus remolachas debes llenar de tierra tu semillero y hacer huecos para las semillas. (Foto:  Instagram @cosasdeljardin)

Coloca el sustrato en los semilleros hasta llegar arriba y presiona levemente. Luego puedes ayudarte con un lápiz para hacer agujeritos de uno o dos centímetros en el medio, a donde colocarás tu semilla. Luego lo cubres con tierra.

Debes tener en cuenta:

  • Una opción de regado es colocar los semilleros sobre una bandeja con agua para regar desde abajo. Así evitarás que que se forme moho en la superficie.
  • Si notas que germina más de una planta, debes elegir la que sea más grande y cortar las otras. Esto permitirá que crezca más fuerte.
  • Pasará un mes aproximadamente hasta que puedas trasplantarlas a tierra. Por eso si la siembras en marzo, la trasplantarás cuando empiece el otoño.
  • Al trasplantar las remolachas, asegúrate de que las hojas queden afuera de la tierra y la remolacha (que aún es muy pequeñita) adentro.
  • Como el clima será más fresco, deben estar al sol directo.
  • El regado no es tan constante porque hace frío. Además, las lluvias también ayudan a hidratarlas.
  • El tiempo desde que trasplantas tus remolachas hasta que las puedas cosechar será de unos dos meses.
Plantas de remolachas
Después de un mes, ya podrás trasplantar tus remolachas. (Foto: Markus Spiske -Unsplash)

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here