¡Aprende los mejores trucos de la fotografía nocturna!

La fotografía nocturna requiere un conocimiento de nuestra cámara, ya sea la de un móvil o una réflex. En esta nota te contamos qué parámetros debes tener en cuenta.

Puedes manejar los parámetros de la cámara de tu móvil de manera manual para tomar buenas fotos nocturnas o con poca luz (Foto de Julia Volk Pexels).
Puedes manejar los parámetros de la cámara de tu móvil de manera manual para tomar buenas fotos nocturnas o con poca luz. (Foto: Julia Volk – Pexels)

Saber cómo tomar una foto es casi un mandato en la era de redes sociales y de compartir experiencias en tiempo real. Cuando es de día, nuestros móviles funcionan perfectamente ante cualquier situación, pero lo problemas se dan a la noche. Fotos movidas, oscuras, granuladas… y la lista sigue.

Si quieres mejorar la performance de la cámara tu móvil en este aspecto, primero revisa esta lista de apps que hicimos desde Ecocultura. Con esas aplicaciones podrás manejar de manera manual todas las configuraciones necesarias para hacer fotos nocturnas.

Necesitarás manejar unos principios básicos de fotografía que te ayudarán mucho: la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO y la apertura del diafragma del lente. En una cámara réflex esto funciona como una delicada balanza que permite el ingreso de luz al sensor.

¿En qué ayuda el ISO en la fotografía nocturna?

El valor de ISO es la sensibilidad del sensor (en épocas pasadas, el rollo o la película) a la luz. Mientras más bajo sea su valor, menos luz impregna en el sensor. Así, cuando estamos en condiciones diurnas con mucha luz debemos ajustar la cámara en valores bajos (100, 150, 200).

Dominar la fotografía nocturna requiere conocer al detalle el funcionamiento de tu cámara (Foto de Foto de Kaique Rocha - Pexels).
Dominar la fotografía nocturna requiere conocer al detalle el funcionamiento de tu cámara. (Foto: Kaique Rocha – Pexels)

Por otro lado, cuando tenemos una escena nocturna debemos elevar la sensibilidad ISO (800, 1000, 3000). Este valor parece mágico, pero es engañoso: mientras más alto sea, la foto se verá como con granos grandes, como si estuviera pixelada, aunque no es un efecto de resolución sino, justamente, del ISO elevado.

Sácale provecho a la velocidad de obturación

En esta balanza de tres patas, un elemento ayuda al otro. Para no forzar tanto la sensibilidad ISO, podemos recurrir a la velocidad de obturación. Es decir, la cantidad de tiempo que el obturador permanece abierto, permitiendo la entrada de luz al sensor.

Aquí, los parámetros son inversos a la sensibilidad. Mientras más alto es el número, más rápida es la velocidad de obturación. Vamos a necesitar valores altos en condiciones de mucha luz (durante el día) y valores más bajos en condiciones de poca luz (espacios interiores o durante la noche).

En los seteos de las cámaras podemos encontrar números que van desde los 1/6000 hasta 30 segundos. Las más rápidas sirven para limitar la entrada de luz, y nos pueden servir para, por ejemplo, hacer fotos deportivas.

Las velocidades más bajas son las que se utilizan para fotos nocturnas. Pero ojo, utiliza los valores más lentos cuando no tienes que registrar movimientos, sobre todo de personas, porque saldrán borrosos.

Una velocidad muy utilizada que suele solucionar los problemas de faltad de iluminación es 1/125. Esta es muy utilizada de noche y en espacios cerrados, como en un bar o un cumpleaños.

Si quieres fotografiar estrellas deberás jugar con valores ISO más elevados, obturaciones más lentas y un trípode. Seguramente el ISO estará encima de 1500 y tendrás una velocidad de obturación de por lo menos 15 segundos.

La contaminación lumínica nos roba estrellas del cielo (Foto de Sheena Wood en Pexels).
La contaminación lumínica nos roba estrellas del cielo. (Foto: Sheena Wood – Pexels)

La combinación justa con el valor ISO depende de cada cámara, lente y sensor. Es cuestión de prueba y error, practica con tu móvil hasta encontrar el punto justo para tomar fotos perfectas.

La apertura de diafragma

La tercera pata de la fotografía nocturna está dada por la apertura de diafragma del lente. Este factor no se puede manejar en teléfonos móviles porque los lentes son fijos y no es posible determinar cuan abierto o cerrado estará el diafragma.

Si tienes una cámara DSLR debes saber que mientras más bajo es el número de apertura más luz entra a la cámara (1.8 suele ser el mínimo en un muy buen lente). Por otro lado, mientras más elevado es este número, menos luz ingresa al sensor de la cámara.

Aquí tienes otro parámetro más para probar y ajustar los números de ISO y de velocidad de obturación para adaptar tu cámara a la situación que desees. La clave para aprender es practicar y entrenar el ojo.

Cuidado con este valor. Mientras más abierto está el diafragma más puntual es el punto de enfoque, por lo que el foco de los objetos y las personas depende de movimientos milimétricos.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here