Avistamiento de cóndores, un majestuoso espectáculo en el cielo

El avistamiento de cóndores es impactante por el tamaño de estas aves. Habitan en América del Sur, principalmente en los Andes.

Avistaje de cóndores planeando cerca del Chalten, en la Patagonia argentina (Foto de Juan Pablo Martínez).
Avistamiento de cóndores planeando cerca de El Chalten, en la Patagonia argentina. (Foto: Juan Pablo Martínez)

El cóndor es un ave que puede llegar a pesar 15 kilos. Su envergadura -el tamaño desde la punta de un ala hasta la otra- supera los tres metros y su altura llega casi el metro y medio. Sí, ver a uno de estos animales en vuelo te va a dejar boquiabierto porque es un experiencia única en América del Sur.

Vultur gryphus es el nombre científico del cóndor y la Cordillera de los Andes es su hábitat predilecto. Así, Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia son los países donde de desarrolla esta especie.

Tristemente, el cóndor andino es considerado como «vulnerable» por la Red List Index de especies animales amenazadas. Según la base de datos actualizada a 2020, su población decrece y se encuentra hoy en 6.700 individuos.

Cóndores en la cordillera o en las sierras

Las zonas escarpadas, elevadas y rocosas son el sitio ideal para que los cóndores hagan su nido. Es por esto que no son propiedad exclusiva de la cordillera y se los puede ver también también en zonas de montaña alejadas de los Andes. Eso sí, habitan entre los 1.000 y 5.000 metros sobre el nivel del mar.

Ahora bien, lo encuentros con cóndores pueden ser casuales o buscados. Si estás en la montaña en algunos de los países mencionados, debes ir atento al cielo porque uno de estos tremendos bichos puede aparecer volando sobre tu cabeza. Y quedarás maravillado.

Avistamiento, una cuestión de vuelo y alimentación

Durante el mediodía tendrás más chances de toparte con un cóndor, porque es cuando más activos se encuentran.

Es que los cóndores son carroñeros, es decir, se alimentan de carne, pero de animales muertos. Por su dieta, deben recorrer muchos kilómetros para encontrar alimentos (hasta más de 170 kilómetros). Por eso tienen una técnica de vuelo única: mover poco las alas.

Un cóndor en pleno vuelo, en busca de una presa (Foto de Juan Pablo Martínez)
Un cóndor en pleno vuelo, en busca de una presa. (Foto: Juan Pablo Martínez)

El cóndor es un animal increíblemente adaptado para volar grandes distancias sin un gran desgaste de energía. Esto es por el enorme tamaño de sus alas, lo que le permite planear durante la mayor parte de su tiempo en vuelo.

Pero, un gran secreto de los cóndores es saber manejar las corrientes de aire ascendentes, las cálidas. De hecho, durante sus primeros años de vida estas aves se dedican a aprender a volar planeando.

El cóndor puede volar grandes distancias sin prácticamente mover sus alas (Montaje de Fundación Cóndor Andino Ecuador).
El cóndor puede volar grandes distancias sin prácticamente mover sus alas. (Imagen: Fundación Cóndor Andino Ecuador)

Es por esto que es común ver cóndores cerca del mediodía, cuando el sol ya calentó el suelo y el aire caliente comienza a elevarse. Con sus alas extendidas y escalando en altura en el cielo con la ayuda de las corrientes térmicas. Un espectáculo.

Argentina y Chile, hogar de cóndores

En la Patagonia, tanto en Argentina como en Chile, es frecuente avistar cóndores. También en la provincia argentina de Córdoba, donde existe el Parque Nacional Quebrada del Condorito, un refugio único para esta especie.

Se trata de una quebrada en medio de la montaña que tiene 800 metros de altura, ubicada en una zona montañosa conocida como Pampa de Achala.

El Balcón Norte de la Quebrada del Condorito es un buen sitio el avistaje de cóndores (Foto de Gobierno de Córdoba).
El Balcón Norte de la Quebrada del Condorito es un buen sitio el avistamiento de cóndores. (Foto: Gobierno de Córdoba).

Los cóndores anidan en las paredes de piedra de esta quebrada y desde un balcón natural de observación se puede ver a estas aves lanzándose al vacío para luego planear sobre nuestras cabezas.

Perú, herencia andina y culto al cóndor

En Perú existe un sitio con características similares a la Quebrada del Condorito, el Cañón del Colca. Pero este sitio tiene un atractivo más además de cóndores: se trata del segundo cañón más alto del mundo, con paredes que superan los 4.000 metros de altura.

Es por esta característica que los cóndores arman sus nidos en este lugar, donde se los puede apreciar con frecuencia. También es habitual realizar la observación de cóndores en Chonta, una zona muy próxima a la turística ciudad de Cusco y al Machu Picchu. 

Quito, cóndores que planean cerca de la ciudad

En Ecuador se puede realizar avistamiento de cóndores en una zona conocida como los páramos orientales del Distrito Metropolitano de la ciudad de Quito. Un buen sitio para esto es la Reserva Biológica Chakana

En este sitio se da la mayor concentración de cóndores de Ecuador. La reserva fue creada justamente para preservar el hábitat de esta especie. En un día de suerte y con las condiciones meteorológicas óptimas, se pueden observar hasta 40 cóndores en vuelo.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here