Cajas nido: ¿qué función cumplen y cómo puedes hacerlas en casa?

En entornos urbanos, las cajas nido ayudan a las aves a encontrar un hogar donde instalarse. En nuestro jardín, éstas pueden actuar como bioplaguicidas naturales.

Cajas nido: ¿qué función cumplen y cómo puedes hacerlas en casa?
(Foto: Kevin Blanzy – Pexels)

Sitios y materiales para que las aves pueden anidar sobran en la naturaleza. Pero, ¿qué pasa en los entornos urbanos? Aquí les resulta más complicado crear su hogar, y por eso podemos ayudarlas colocando las llamadas cajas nido.

Las mismas son una excelente opción para que los pájaros cuenten con un entorno adecuado donde vivir y criar, colaborando en la conservación de las especies. Algo que es importante tener en cuenta es colocarlas en zonas donde puedan disponer fácilmente de agua.

Además de ayudar a las aves a anidar, las cajas nido pueden ser parte de nuestro jardín para darle más vida. A su vez, sus alados ocupantes podrán actuar como bioplaguidas naturales, alimentándose de insectos y larvas que son perjudiciales para nuestras plantas.

En este video que tomamos del Instagram de la Asociación Ueco puedes ver a una pareja de herrerillos ocupando una caja nido colocada en un centro de investigación y experimentación de truficultura de la provincia española de Huesca.

Es cierto que puedes comprar las cajas nido, incluso en la tienda online de Seo Bird Life se consiguen. Pero si dispones de tiempo y ganas, por qué no vivir la experiencia de construir cajas nido con tus propias manos.

Haz tus cajas nido de manera sencilla

Existen distintos tamaños y tipologías de cajas, esto depende de la especie para la cual vayas a fabricarla. Y si eso no lo tienes claro, lo que debes saber es que según la caja que hagas, e incluso el tamaño del agujero frontal, serán las aves que la ocuparán.

Para esta propuesta que te traemos hoy, necesitarás los siguientes materiales:

  • Techo: 1 pieza de madera de 15 x 22 cm.
  • Base: 1 pieza de madera 15 x 19 cm.
  • Paredes y tapa frontal: 4 piezas de madera de 15 x 20 cm.
  • Tornillos de distinto tamaño
  • Bisagra
  • Argolla para colgarla
  • 1 alcayata (pieza de metal que se usará para sujetar la tapa frontal)

Ahora sí, manos a la obra. En primer lugar, haz un agujero en la pieza frontal que servirá de tapa. En la base, en tanto, es conveniente hacer un par de perforaciones pequeñas que sirvan de drenaje para el agua de lluvia.

A continuación, ensambla todas las piezas y atorníllalas. Excepto la frontal, que irá sujetada a una pared lateral a través de la bisagra. Coloca la argolla en el techo y, para trabar la tapa frontal, una alcayata en la parte inferior (esta pieza se gira para cerrar o permitir abrir).

Para finalizar, impregna la caja con aceite de linaza o algún otro protector no  contaminante para que dure más a la intemperie.

Para aprender sobre la instalación de las cajas nido, te dejamos este video del Centro Medioambiental San Nicolás de la ciudad de Ávila, de donde tomamos las instrucciones para la fabricación. Además, el centro ofrece material de consulta con información detallada de dimensiones y materiales, entre otros datos; puedes acceder haciendo clic aquí.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here