La cría intensiva de animales sería la responsable de la pandemia

La cría intensiva de animales habría generado las condiciones ideales para la pandemia. En el futuro podrían desarrollarse nuevos virus.

La cría intensiva de animales sería la responsable de la pandemia
El hacinamiento de animales crea las condiciones propicias para el desarrollo de nuevos virus. (Foto: Adobe Stock)

La pandemia por coronavirus no se originó porque alguien comió un murciélago, sino por nuestra manera de producir alimentos. Es lo que asegura la investigadora Silvia Ribeiro, que señala a la cría intensiva de animales como la causante de la actual crisis.

A su vez, la responsable de programas del Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración (ETC) en México y consultora del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas advirtió que si no se modifican las condiciones en las que surgió el covid-19, en el futuro podrían desarrollarse nuevos virus.

Esto es algo que los especialistas vienen alertando hace décadas: hemos creado las condiciones ideales para la propagación de virus que mutan y se hacen cada vez más fuertes.

Una nueva cepa, pero similar a otras

Las observaciones de Ribeiro apuntan a lo poco que se está haciendo para prevenir futuras pandemias porque todo el foco está puesto solo en cómo superar ésta.

En una entrevista al medio Pagina 12, la investigadora y periodista explicó que el covid-19 es una cepa de la familia de los coronavirus que, como todos, muta muy rápido. Desde el ETC ya habían advertido que otros virus -como los de la gripe aviar y porcina- vinieron de lugares en donde había cría industrial de animales.

Para fundamentar su posición, retomó la línea de Rob Wallace, quien estudió un siglo entero de pandemias durante 25 años. Y concluyó que todos los virus infecciosos de las últimas décadas están muy relacionados a la cría industrial de animales.

¿Cómo se relaciona la cría intensiva con las pandemias?

Todo forma parte de un círculo vicioso integrado por la cría intensiva de animales, que deben ser alimentados con forraje. Como consecuencia de ello, los animales silvestres se quedan sin espacios por la deforestación.

La cría de animales en granjas genera un caldo de cultivo para la propagación de enfermedades porque están todos hacinados e inmunodeprimidos y, por lo tanto, susceptibles a infectarse. Eso lleva a que los llenen de antibióticos, y a las granjas industriales de insecticidas.

granja industrial de animales
Las granjas de animales son el lugar propicio para el desarrollo de nuevos virus. (Foto: Jo-Anne McArthur – Unsplash)

Por otro lado, los alimentos para los animales provienen de la agricultura extensiva y, en general, son transgénicos. Estos cultivos afectan gravemente a los suelos por el uso de pesticidas.

En este contexto, los animales silvestres se quedan sin hábitats y migran a zonas rurales. Cuando se conjugan todos estos factores, advierte Ribeiro, los virus se transmiten de una especie a otra y, además, van mutando y creando resistencias cada vez más fuertes.

El resultado: el desplazamiento de animales salvajes

La investigadora señala que la cría intensiva de animales causa la deforestación, que obliga a los animales salvajes a trasladarse a otros lugares. Es allí donde actúan como vectores, tal como lo habría hecho el murciélago con el covid-19.

“Los animales silvestres pueden tener un reservorio de virus que dentro de su propia especie están controlados”, aclara. Pero si se ven obligados a dejar sus hábitats, llegan a un medio donde contagian a otros animales, que se vuelven máquinas de producir virus porque se encuentran con muchas otras cepas y virus.

muerciélago
Los animales silvestres llegan a las zonas rurales por la deforestación. (Foto: Cindy Parks – Pixabay)

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la expansión de tierras para el cultivo de alimentos causó casi el 70% de la deforestación en 2016.

Paralelamente, otro estudio advierte que la expansión de la ganadería es un factor clave en la deforestación. Esto debido a que el 26% de la superficie terrestre es ocupada por animales de pastoreo y un total del 33% de las tierras cultivadas son dedicadas a la producción de alimentos de animales.

También podría interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here