Faradair, el primer avión bioeléctrico que promete cero emisiones

Se trata de un avión con motores eléctricos que funciona con biodiesel. El Faradair se desarrolla en el Reino Unido, aunque todavía no vuela.

Faradair, el primer avión bioeléctrico que promete cero emisiones
(Foto: faradair.com)

La industria de la aviación busca acomodarse a las exigencias futuras de cero emisiones para frenar el calentamiento global. Aunque todavía ese objetivo está lejos de cumplirse, hay varios proyectos que avanzan hacia esa meta, y el británico Faradair es uno de esos.

Este modelo de aeronave no generaría gases de efecto invernadero en ninguna etapa del vuelo. Su diseño incorpora tres alas y dos motores, uno eléctrico y otro que funciona con biodisel y paneles solares.

¿Cómo funcionaría este avión?

Los motores eléctricos serían utilizados exclusivamente para el despegue y el aterrizaje. Estos dos momentos son considerados los más contaminantes por la cantidad de combustible que requieren y por el ruido que generan.

Una vez terminada la fase de despegue y alcanzada la velocidad crucero de 370 kilómetros por hora, el Faradair comenzaría a operar con un turbogenerador alimentado con biodiesel. Este motor, además de alimentar las turbinas, recargaría los motores eléctricos en vuelo.

Faradair, el primer avión bioeléctrico que promete cero emisiones
(Foto: faradair.com)

Además, las baterías recibirían energía también de los paneles solares que tiene incorporados la aeronave. Con estas dos fuentes de alimentación, los motores eléctricos tendrían la energía suficiente para realizar el aterrizaje.

Faradair, más simple de operar

Esta aeronave tendría la capacidad de trasladar a 18 personas. Sus desarrolladores aseguran que se podría utilizar para encomiendas y vuelos de traslados especiales. Tiene un sistema de montaje y desmontaje de asientos que permite transformar su uso en 15 minutos.

Una de las grandes ventajas del Faradair (además de las emisiones cero) es su bajo umbral de ruido, lo que le permitiría operar desde aeropuertos muy próximos a ciudades sin molestar a los vecinos.

Faradair, el primer avión bioeléctrico que promete cero emisiones
(Foto: faradair.com)

Otra de las ventajas del Faradair es que, por su diseño energético híbrido, los aeropuertos no necesitarían amoldarse a las necesidades del avión. Esto sí ocurre en cambio con el prototipo de Zero Avia, que funciona con baterías de hidrógeno y por tanto las terminales necesitan adecuar sus facilidades para tener estaciones de recarga.

Se espera que los primeros Faradair estén operativos para 2026. Y esperan poder construir 300 aviones para el 2030. De todos maneras, desde la empresa aseguran que el desarrollo de este tipo de tecnologías es lento porque no todavía no tienen el apoyo suficiente para avanzar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here