Cañones: 5 atractivos naturales del mundo esculpidos por la erosión

Los cañones son depresiones en la tierra plagados de atractivos. Colores, vegetación, animales y ríos abundan en estos sitios aptos para aventureros. 

Cañones: 5 atractivos naturales del mundo esculpidos por la erosión
El Gran Cañón del Colorado es el más conocido de estos atractivos. (Foto: Adobe Stock)

El paso del tiempo y la erosión del viento y el agua han esculpido paisajes maravillosos en la Tierra. Desiertos, montañas, ecosistemas enteros nacen de esta interacción constante. Pero cuando queda al descubierto de lo que son capaces estos elementos nos quedamos casi paralizados. Y esto es lo que nos pasa con los cañones.

Grandes depresiones en la superficie de nuestro planeta, cicatrices que evidencian la fuerza de la naturaleza. En los cañones naturales nos podemos encontrar con paredes verticales de cuatro kilómetros de alto, con ríos acompañan sus kilométricos recorridos y hasta cóndores.

Estos son los cinco cañones más impactantes del mundo.

1. Kali Gandaki, Nepal

A la hora de hablar de magnitud, nada iguala a la cordillera del Himalaya. No solo que se trata del cordón montañoso más alto alto del mundo, sino que también es hogar del cañón Kali Gandaki, en Nepal.

La región del monte Anapurna, el río y el cañón Kali Gandaki en Nepal (Foto de Welcomenepal.com).
La región del monte Anapurna, el río y el cañón Kali Gandaki en Nepal. (Foto: Welcomenepal.com).

Se trata el cañón más profundo del mundo, con 4.375 metros. Por él pasa el río Kali Gandaki, pero además está franqueado por los cerros Anapurna y Dhaulaguiri, dos colosos cuyas cumbres se encuentran a más de 8.000 metros sobre el nivel del mar.

Por su ubicación, este cañón tiene un tráfico intenso de turistas, sobre todo de los montañistas que intentan desafiar la altura del Himalaya.

2. Cañón del Colca, Perú

En América del Sur, en Perú, el Cañón del Colca deslumbra por sus paisajes, su riqueza cultural y su tamaño: 100 kilómetros de recorrido y hasta 3.250 metros de profundidad, lo que lo convierte en el segundo cañón más profundo del planeta.

Pero, su atractivo no es sólo su tamaño, sino la riqueza natural y cultural que representa. En el se pueden hallar restos de la cultura incaica. Además, es un buen sitio para el avistaje del cóndor andino, una de las aves voladoras más imponentes del planeta.

El Cañón del Colca impacta por sus vuelos y su riqueza cultural y natural (Foto de Peru.Travel).
El Cañón del Colca impacta por sus vuelos y su riqueza cultural y natural. (Foto: Peru.Travel)

3. Gran Cañón del Colorado, Estados Unidos

El Gran Cañón del Colorado es la estrella de los cañones. Y hablamos de estrella pensando en Hollywood, porque le debe su fama a su constante aparición en películas, caricaturas y series. Este cañón se encuentra en Arizona, Estados Unidos.

Vista aérea del Gran Cañón del Colorado, en Arizona (Foto National Parks Services).
Vista aérea del Gran Cañón del Colorado, en Arizona. (Foto: National Parks Service)

De todas formas, la fama la tiene muy bien ganada porque es imponente. Asomarse a sus riscos implica ver una caída de 2500 metros para ver en el fondo el paso del río Colorado.

Esta depresión en la tierra se extiende por 350 kilómetros. Y el gran atractivo del Gran Cañón es que puedes disfrutar tanto de su lecho, como de sus riscos o paredes, porque tiene actividades de todo tipo.

4. El cañón del Río Pez, Namibia

Los cañones están presentes en casi todos los continentes y África no es la excepción. Namibia es el hogar del Cañón del Río Pez, una impresionante atractivo de 160 kilómetros de largo y ¡27 de ancho!

Este cañón tiene una profundidad máxima de unos 500 metros. Se puede recorrer desde el lecho del río en una excursión de unos 85 kilómetros que demanda cinco días. Eso sí, solo se puede realizar del 1 al 15 de septiembre.

5. Cañón del Río Tara, Montenegro

Montenegro, país ubicado al sureste de Europa, esconde un gran tesoro: el Cañón del Río Tara. Se trata de la depresión más profunda del viejo continente y es un punto muy frecuentado por los amantes del rafting.

Este cañón tiene 80 metros de ancho y una profundidad que puede llegar hasta los 1.300 metros.

El deshielo de la primavera transforma este paisaje a partir de mayo. El caudal del río aumenta y es la mejor época para visitarlo. Una excursión lleva, por lo menos, dos días.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here