Lucha animalista: especismo y antiespecismo ¿De qué hablamos?

El significado del término especismo es amplio. Instaurado como una de las bases en la lucha por los animales, hoy se transversaliza.

especismo2
Todos los animales son individuos sintientes. (Foto: Facebook @SantuarioVegan)

Especismo y antiespecismo son dos términos que utilizan mucho los movimientos animalistas para enmarcar sus luchas. Es una base desde la cual se reclaman derechos de los animales.

La Real Academia Española define especismo de una manera escueta: es la discriminación de los animales por considerarlos especies inferiores.

Pero en realidad, la historia y el alcance del término son mucho más amplios. Su definición en español apareció tiempo después del término original en inglés speciesism. Comenzamos, por tanto, por contar su origen.

Origen del término especismo

El origen del término se lo debemos al psicólogo y filósofo británico Richard Ryder. En 1971, escribió el artículo “Experiments on Animals”, adoptando el término speciesism para denunciar los crueles experimentos con animales que se realizaban en los laboratorios.

Ryder señaló que «especismo proviene de especie, como racismo proviene de raza». En ambos casos existe una discriminación de unos sobre otros.

Años después, el término comenzó a ser usado a modo de denuncia por diversos académicos que formularon las bases teóricas del movimiento animalista. Entre ellos, Peter Singer o Gary Francione.

Cerdito y vaca
La capacidad de sentir diferencia a los animales de las plantas. (Foto: Facebook @FundaciónSantuarioGaia)

Mas allá de la diversificación en su historia, lo importante es destacar que alrededor de este término aparece la noción de sintiencia. Esta hace referencia a la capacidad de sentir que tienen los animales, que es la principal diferencia que tienen con las plantas.

Siguiendo esta línea de pensamiento, los animales tienen conciencia y, por tanto, la posibilidad de tener experiencias. Además, tienen un sistema nervioso central que les permite experimentar el dolor.

Entonces, la no discriminación -o antiespecismo- implica que los humanos les debemos respeto y debemos considerarlos moralmente como individuos, y no como cosas o recursos.

La evolución hacia el antiespecismo en la lucha animalista

Todos los movimientos sociales se diversifican y ramifican, y el movimiento animalista no es la excepción. En los últimos años, teóricos, activistas y organizaciones han ramificado las posturas para defender a los animales. De allí que existan dos extremos opuestos como el bienestarismo y el abolicionismo.

El abolicionismo es el que pregona el antiespecismo, es decir, terminar con la idea de que los animales son inferiores a nosotros y, por tanto, nuestra propiedad. Se basa en la noción de que existe un opresor fuerte y dominante (el ser humano) y un oprimido más débil y dominado (los animales).

Lucha animalista
Lucha animalista: evolución e interacción de sus términos (Fuente: Ecocultura.com)

Los nuevos movimientos animalistas evolucionan a la par de la sociedad, por lo que cada vez más se busca integrar al especismo con otros modos de discriminación u opresión. Básicamente, se trata de lograr una transversalidad del antiespecismo con otros movimientos como el feminismo, el antirracismo, las luchas indígenas y luchas ambientalistas.

El sustento es que, en la base de todos estos movimientos, hay sistemas de opresión y dominación de unos sobre otros. Así, el antiespecismo sostiene la premisa de que todos tenemos derecho a vivir en libertad y sin opresiones, respetando a la vida y a la tierra y los seres que la habitan.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here