Parque Nacional Tayrona: playa, selva y cultura

El Parque Nacional Tayrona es una joya del Caribe. Sus límites protegen una enorme biodiversidad terrestre y un importante legado cultural.

El Parque Nacional Tayrona es una de las joyas del caribe para descubrir (Foto: Parques Nacionales de Colombia - Instagram).
El Parque Nacional Tayrona es una de las joyas del caribe para descubrir (Foto: Parques Nacionales de Colombia – Instagram).

Peces de colores, aguas turquesas, arena dorada, selva. Es la transición del encanto del Parque Nacional Tayrona, un escenario natural para desconectarse, disfrutar de las bellezas de nuestro planeta y aprender.

Se trata de una reserva ubicada bien al norte de Colombia, en el departamento de Magdalena. Este parque tiene 15.000 hectáreas terrestres y una superficie marina de 4.500 hectáreas.

En todo este territorio se resguardan especies de un alto valor biológico y también arqueológico. Entre el mar y sus montañas hay varios tesoros por descubrir.

Tayrona, un paraíso de playas caribeñas

La playa Cristal, la zona de arrecifes o la playa conocida como La piscina, son algunos de los destinos de ensueño que tiene el Parque Nacional Tayrona. El buceo y el snorkeling son las actividades que se pueden disfrutar en estos sitios.

El Cabo San Juan de Guía es otro de los puntos favoritos de los turistas que visitan Tayrona. Se trata de un lugar retirado, de difícil acceso, al que se sólo se puede llegar en lancha, caminando o a caballo. 

En el cabo hay alojamientos, bares y restaurantes. Una típica postal de esta zona son  las hamacas sobre las que la gente descansa, mientras la brisa del caribe induce a sueños relajantes.

El legado cultural del Parque Nacional Tayrona

La selva de este parque esconde tesoros arqueológicos. Desde el cabo San Juan de Guía se puede realizar un trekking de dos horas por la selva para llegar hasta el Pueblito Chairama. 

En este sitio se pueden divisar ruinas arqueológicas del pueblo Tayrona, que habitó esas tierras hace unos 500 años. De ellos descienden los indigenas Kogui, quienes todavía habitan esta región.

Más internado en la selva y alejado del mar se encuentra la Ciudad Perdida, otro de los atractivos culturales de esta gran reserva. Se trata de un poblado indígena Tayrona. Fue construido en el siglo VIII y es considerado uno de los sitios arqueológicos más importantes de Colombia.

Hogar de plantas y animales únicos

Para los amantes de la aventura, el Parque Nacional Tayrona tiene muchas opciones, como las caminatas en la selva, en la que se puede observar una enorme y rica biodiversidad.

En la jungla del Tayrona se pueden apreciar 770 especies diferentes de plantas. Entre ellas se encuentra una orquídea que es la flor nacional de Colombia. Este manto verde es hogar también de los grandes felinos de américa, como el yaguareté, el ocelote y el puma.

Tayrona tiene un encanto que enamora al mundo y a sus visitantes. Los colombianos Shakira y Carlos Vives, con la canción La Bicicleta, hicieron aún más famosas sus playas. 

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here