«0 Plastic Menorca» llama a jóvenes para un nuevo desafío

La acumulación de plásticos es un gran problema en el mar Mediterráneo. 0 Plastic Menorca quiere limpiar cientos de kilómetros de playas.

El trabajo de los voluntarios en la primer limpieza de playa de Cero plastics Menorca (Foto de Cero Plastics Menorca).
El trabajo de los voluntarios en la primer limpieza de playa de 0 Plastics Menorca. (Foto: 0 Plastics Menorca)

Los residuos plásticos en playas son un gran problema para el mar Mediterráneo. La acumulación de basura en las costas de Menorca (España) puso en alerta a un grupo de jóvenes, que desde marzo recorrerán mil kilómetros sobre la arena para dejarla impecable.

La iniciativa es de 0 Plastic Menorca, organización que nació en medio de la pandemia por coronavirus. En mayo de 2020, un grupo de jóvenes deportistas náuticos dio el alerta sobre la acumulación de basura plástica en las playas, y así surgió este movimiento que pretende limpiar y concienciar.

350 kilos de plástico en una playa

La primera actividad de 0 Plastic Menorca, en agosto de 2020, logró reunir a 30 voluntarios y contó con el apoyo de otras organizaciones y empresas.

Alex Mur Sánchez, uno de los responsables de la iniciativa, todavía se sorprende cuando cuenta que en esa actividad lograron recolectar 350 kilos de plásticos y más de 10 mil microplásticos.

«Esta iniciativa se llamó 0 Plastic Expedition. La actividad se extendió por cinco días y logramos sacar toda esta cantidad de residuos de una sola playa. Las jornadas de limpieza se hicieron por tierra y mar, porque también trabajamos con embarcaciones», explica Álex a Ecocultura. Además, hubo charlas con expertos que enseñaron cómo recoger estos plásticos y cómo reutilizarlos.

Esta actividad fue un hito fundamental para la organización. A partir de allí, los jóvenes crearon una cuenta de Instagram y generaron una comunidad de más de 2.000 personas dispuestas a recuperar playas y a reciclar plásticos.

Nuevo desafío: mil kilómetros contra el plástico

El éxito de esta experiencia los llevó a plantearse un nuevo desafío. Se trata de una gran actividad: Kilómetros de Plásticos por Iris tiene como objetivo recorrer 1.000 kilómetros de a pie en Menorca y Mallorca para concienciar sobre los desechos plásticos. La campaña se desarrollará en las dos islas desde marzo hasta el 30 de abril.

La iniciativa está orientada a jóvenes de entre 15 y 18 años, llamados 0 Plastics Warriors. Ellos serán los encargados de armar equipos con amigos y familiares para realizar excursiones por la naturaleza compartiendo ideas para reducir la contaminación en el planeta.

Las tareas de recolección de plásticos también se hacen por mar (Foto de Cero Plastics Menorca).
Las tareas de recolección de plásticos también se hacen en el mar. (Foto: 0 Plastics Menorca)

Quienes se van sumando a la iniciativa pueden participar también del concurso «Un minuto por tu isla». Consiste en crear un video para contar en un minuto qué proponen para disminuir la acumulación de plástico. Habrá dos ganadores y el premió será un viaje de una semana de observación marina a bordo del velero noruego Toftevaag de la ONG Save The Med.

Para participar, hay que completar la solicitud a través de la web de 0 Plastic Menorca o redes sociales. Luego, la organización formará a los líderes de esta gran expedición ambiental. «La idea es que estas personas jóvenes puedan concientizar a familia o amigos y sean nuestros embajadores. Les vamos a proporcionar un kit audiovisual explicativo sobre cómo reducir la utilización de plástico de un solo uso en el día a día y cómo reutilizar plásticos», detalla Alex sobre la iniciativa.

Los 0 Plastic Warriors tendrán una enorme misión. Así lo cuenta Mur Sánchez: «Este conocimiento debería transmitirse a cada equipo conectando con la naturaleza, haciendo rutas en excursiones donde además, si se encuentra plástico obviamente se lo recogerá».

La importancia de iniciativa es generar cambios de hábitos entre quienes participan. Alex lo tiene muy en claro: «En la naturaleza te vuelves consiente del problema y es ese impacto el que ayuda a cambiar hábitos que, en definitiva, es lo más importante para disminuir la contaminación».

Cada paso recorrido contra el plástico cuenta

La distancia total de la campaña Kilómetros de Plásticos por Iris sumará los recorridos de los equipos.

Cada Warrior deberá descargarse una app para medir distancias y bregar para que cada integrante de su equipo también la tenga. Así, se sumará el kilometraje individual de cada voluntario para alcanzar el objetivo: 1.000 kilómetros recorridos para concientizar sobre los desperdicios plásticos en cada paso que se avanza.

El trabajo de Cero Plastics Menorca apunta a movilizar a jóvenes (Foto de Cero Plastics Menorca).
El trabajo de 0 Plastics Menorca apunta a movilizar a jóvenes. (Foto: 0 Plastics Menorca)

¿Qué pasará si se recogen plásticos? Según indicó Alex, será muy complicado reciclar lo que se encuentre porque para esto los residuos deben estar limpios. Se estima que se podrán reutilizar principalmente botellas de agua y sus tapones. El resto irá a parar al cesto verde con la idea de que no vuelvan a las playas.

Si vives en Menorca o Mallorca, puedes sumarte a la campaña Kilómetros de Plástico por Iris completando este formulario.

Kilómetros por Iris

Kilómetros de Plásticos tiene además una misión social: recordar a Iris, una joven ambientalista balear que murió trágicamente a los 17 años.

Junto a su padre, Iris luchaba por la limpieza de las playas y la reducción del uso de plásticos. Por esto su nombre figura en la iniciativa, que también se realizará en su memoria.

¿Por qué es importante tener playas y mares limpios?

Le preguntamos a Alex cuál es la importancia de tener playas y mares limpios, y sus respuestas deben ser un llamado a la acción:

  • Egoístamente, por nosotros mismos. Para poder ir a una playa y ver un paisaje espectacular. Y por los que están por venir, para que puedan tener la misma experiencia.
  • Por la naturaleza y la biodiversidad, que están desapareciendo.
  • Por nuestra salud. Muchos peces se alimentan de microplásticos al confundirlos con microorganismos. Y luego somos nosotros los que caemos en la trampa que hemos creado, alimentándonos de esos peces. Está demostrado que una persona que come pescado regularmente puede ingerir una cantidad de plásticos comparable con una tarjeta de crédito por semana. Esto deriva luego en enfermedades como el cáncer. «Lo que es malo para la diversidad marina, es malo para nosotros mismos», reflexiona Alex.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here