¿Diamantes sostenibles?: Fabrican piedras preciosas con aire contaminado

Una joyería inglesa elabora diamantes sostenibles mediante un proceso que transforma el dióxido de carbono extraído de la atmósfera.

¿Diamantes sostenibles?: Fabrican piedras preciosas con aire contaminado
Una innovación que podría limpiar los cielos del mundo: diamantes sostenibles de carbono negativo. (Foto: Adobe Stock)

«Los primeros diamantes sostenibles de impacto positivo del mundo alquimizados desde el aire. El futuro de la joyería fina, diseñada para los humanos y el planeta», así se presenta la empresa Aether Diamonds, pionera en desarrollar diamantes elaborados a partir de aire contaminado.

Esto se logra mediante un nuevo e innovador método sostenible. En solo semanas, Aether Diamonds obtiene el mismo resultado del proceso de fundición de la roca sobre el manto de la tierra que conlleva millones de años de manera natural. Y para ello utiliza carbono negativo.

¿Cómo se obtiene un diamante del excedente de dióxido de carbono de la atmósfera? Mediante un complejo proceso de captura de carbono -patentado por la empresa Climeworks- y con ayuda del éter, el aire contaminado se convierte en piedras preciosas.

Expertos en piedras preciosas aseguran que la calidad de la piedra es exactamente la misma.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aether Diamonds (@aetherdiamonds)

Inagotable fuente de carbono negativo a favor del planeta

Los diamantes son puro carbono en forma polimorfa que, bajo condiciones de presión y temperatura extremas, se transforman en sofisticadas gemas de apreciado diamante.

Generalmente, los diamantes de laboratorio se comercializaban como una alternativa más ética frente a las piedras obtenidas bajo los métodos tradicionales, ya que no se obtenían bajo las mismas condiciones de trabajo ni de explotación minera, que supone una gran contaminación.

La actividad de extracción de piedras preciosas implica desforestación, contaminación de la tierra y de las napas de agua subterránea. Sin embargo, los diamantes cultivados tampoco son una opción más sostenible, ya que se obtienen a partir de combustibles fósiles.

Shearman y Wojno, propietarios de la firma Aether Diamonds, descubrieron la forma de crear los diamantes utilizando carbono capturado y purificado que les provee Climeworks. Este suministro pasa luego por un reactor de diamante y en el transcurso de dos o tres semanas se obtiene el producto.

“Para 2040 se prevé que la capacidad de producción mundial de diamantes de mina se reducirá a la mitad. Así que esto es genial para nuestro mercado”, explicó el estadounidense Ryan Shearman, CEO de Aether.

Proyecto Free Smog, diamantes que salvan vidas

A poco andar por el mercado, los nuevos diamantes de laboratorio obtenidos por el método de captura de carbono y su procesamiento ya tienen adeptos y detractores, pero definitivamente la contienda debería resolverse a favor del planeta.

Otro proyecto que está ganando terreno en la iniciativa por convertir el aire contaminado en piedras preciosas es Free Smog. En este caso, depurando el cielo de Pekín y liberando a millones de personas de la amenaza constante de las enfermedades respiratorias ocasionadas por la mala calidad del aire.

 

Los niveles de polución de Pekín se encuentran 56 veces por encima de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Detrás de este ambicioso plan se encuentra el artista danés Dann Roosegaarde, quien diseñó un sistema que funciona con torres que succionan el aire, limpiándolo a nivel molecular y liberándolo de su polución.

Posteriormente, el aire es liberado nuevamente a la atmósfera en parques y patios de recreo. De esta manera, se captura el carbono que, luego de ser sometido a media hora de presión, se convertirá en preciosos diamantes. Todo el sistema se alimenta de energía eólica sostenible, cuya planta emplea menos de 1.400 vatios.

Se considera que esta incipiente industria podría ser la solución al problema de la existencia de grandes cantidades de partículas de carbón por su intensivo uso en China.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here