Carbono azul: Reducir el efecto invernadero depende de los grandes peces?

El fondo de los océanos y mares es una gran burbuja de carbono ocasionada por un fenómeno llamado carbono azul que disminuye el efecto invernadero. Entérate por qué la pesca intensiva puede acabar con este mecanismo natural.

Pez grande
(Foto: Adobe Stock)

Podemos pensar en la siguiente ecuación: cada vez que un barco pesquero se lleva nuestros mejores especímenes, sobre todo los de grandes dimensiones, representa un pez menos (o varias toneladas) que muere en el mar y un ciclo menos de carbono azul para el ambiente.

Existe un fenómeno natural conocido como blue carbon o carbono azul que se genera cada vez que muere un pez grande en mares u océanos. Cuando el cuerpo de cada animal desciende al fondo del mar lleva consigo todo el carbono que lo compone, quedando éste atrapado en ese lugar.

Recientemente una investigación del Centro de Estudios para la Excelencia del Arrecife del Coral (ARC) y la Universidad de Montpellier reveló algunos datos sobre la importancia de conservar en los océanos a los individuos más grandes de ciertas especies de peces.

¿Cómo afecta la pesca intensiva al ciclo natural de absorción del carbono?

El problema es que los pescadores van detrás de los peces más grandes porque son los más demandados en el mercado: atunes, tiburones, peces espadas, caballa, entre los más codiciados, deben vivir para contrarrestar el efecto invernadero.

Mientras que si el pez es capturado por pescadores, gran parte de ese carbono es liberado a la atmósfera rápidamente y puede durar en el aire varios días o semanas después.

El carbono azul evita toda la huella ambiental por liberación de gases que se producen en el ciclo de consumo del pescado, desde el mismo momento de su extracción. Desde que los grandes barcos actúan en nuestros mares y océanos, luego cuando se distribuyen en camiones con emanación de gases provocados por combustible, y por último cuando las personas los consumen como alimento.

El blue carbon por efecto de la muerte natural de un pez que desciendo al fondo del mar, hace que todos estos gases queden atrapados allí durante miles de años.

La sobreexplotación de los buques pesqueros produce triple daño:

  • Empuja a algunas especies al borde de la extinción
  • Interrumpe el curso natural del “blue carbon”
  • Los barcos emanan grandes cantidades de gases por consumo de combustible

Es casi imposible frenar su avance porque burlan toda clase de legislación internacional. Frente a esta realidad sólo podemos proteger nuestros océanos consumiendo pescado de manera responsable. Ponerle tope a este problema puede estar en tus manos cada vez que vas al supermercado.

Pescado fresco
(Foto: Adobe Stock)

Conoce este decálogo para un consumo sostenible:

  1. Lee las etiquetas y la información de latas de conserva para conocer el método de pesca, zona de captura y saber qué pescados estás consumiendo para desalentar la pesca ilegal.
  2. Compra pescado de temporada. Consulta, por ejemplo, la guía de pescado sostenible de Greenpeace.
  3. Apoya campañas que prohíben la pesca eléctrica.
  4. Compra en mercados locales para apoyar a los pequeños pescadores.
  5. Conoce sobre el método de pesca. Existe una gran diferencia si el pescado fue producto de pesca con pincho, trasmallo, palangre no industrial, caña, entre otros, ya que son métodos que respetan el medio ambiente.
  6. Elegir pescados adultos de especies de talla pequeña, no es lo mismo que comprar pequeños peces que al momento de ser capturados no llegaron a desarrollarse y reproducirse.
  7. Aprovecha las ventajas nutricionales de los peces pequeños, ya que tienen mayor cantidad de omega tres.
  8. Dile no a los ultraprocesados de pescados. Como consumidor no puedes conocer la procedencia de esa pesca, ni ejercer tu derecho de acceder a la información sobre qué especies han sido procesadas para elaborar esos alimentos.
  9. Incluye en tu consumo caballas, sardinas o boquerones de pequeño tamaño que sean extraídos con el método de pesca de cerco. De esta manera evitas llevar a tu hogar pescado obtenido de la pesca por arrastre de fondo que destruye parte del suelo marino.
  10. Por tu salud, recuerda también que los peces grandes tienen mucha reserva de mercurio y siempre acude a establecimientos que cuenten con todas las normas sanitarias.

Pequeñas acciones de consumidores en todo el mundo pueden torcer el brazo al saqueo de los grandes océanos, y dejar a los grandes peces que cumplan su ciclo de vida en paz para continuar generando el ciclo de carbono azul.

Fuentes:
ARC Centre of Excellence, Coral Reef Studies
Guía de pescado sostenible de Greenpeace

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here