Sembrar con drones podría salvar los bosques del mundo

La desaparición de los bosques y selvas es un tema que cada vez preocupa más debido a la aceleración de la deforestación a escala planetaria, sin embargo desde la tecnología podríamos haber encontrado la respuesta con el uso de drones para la agricultura.

Drone
Dron (Foto: Adobe Stock)

La meta es plantar árboles contra el cambio climático a la mayor velocidad posible. Cada árbol puede absorber hasta más de una tonelada de carbono a lo largo de toda su vida. Y con tanto carbono que la humanidad está liberando al medio ambiente actualmente, necesitamos de los árboles hoy más que nunca.

Se podría decir entonces que los bosques son sistemas vivos que respiran y capturan las moléculas de dióxido de carbono del entorno. A mayor cantidad de árboles en los ecosistemas del mundo mayor será la absorción del carbono asimilado por los bosques.

¿Cómo realizar una acción de reforestación a escala planetaria?

Millones de árboles son destruidos anualmente para su explotación o el uso de las tierras que ocupan, y para contrarrestar este problema a escala industrial de destrucción forestal, necesitaríamos una solución de forestación masiva.

¿Cómo podríamos hacerlo si no es con la ayuda de la tecnología? Es así como comenzó a surgir la innovadora idea de utilizar drones como método para la siembra de miles de millones de semillas.

Así comenzaron a nacer startups o empresas tecnológicas dedicadas al diseño de dispositivos colocados en el chasis del dron, para poder transportar y distribuir la mayor cantidad de semillas sobre el terreno en el menor tiempo posible.

LEE TAMBIÉN >>> Drones sanitarios transportan sangre para transfusiones

Millones de semillas inteligentes sobrevuelan el aire

Drones
Drones (Foto: Adobe Stock)

Una de las empresas pioneras en ofrecer este servicio con tecnología dron es BioCarbon Engineering, cuyo sistema de drones sembradores funciona de la siguiente manera:

Primera fase: Inspección del área y procesamiento de la información.
Un dron de ala fija sobrevuela el área desforestada de interés para inspeccionarla, creando así un detallado mapa tridimensional del lugar. Una vez recolectada dicha información, se descarga en un software que elabora un plan de siembra según la topografía del terreno.

Segunda fase: El dron libera las semillas en el área a reforestar.
Un dron impulsado a hélices transporta un compartimento que contiene las semillas y posee una pistola especialmente diseñada que las dispara. Mientras el dron se desplaza por la ruta predeterminada, automáticamente dispara cada una de las semillas hacia el suelo desde unos pocos metros de altura.

Tratamiento de las semillas: Cada semilla fue previamente encapsulada en una vaina biodegradable que se descompone en presencia de la humedad, junto con una mezcla de fertilizantes concentrados que ayudarán a hacer crecer a las nuevas plantas.

Tercera fase: Chequeo del terreno sembrado.
Luego de la siembra, el primer dron es nuevamente enviado de manera regular al terreno para monitorear el crecimiento de las semillas y todos los datos recolectados son analizados para optimizar y mejorar el sistema.

LEE TAMBIÉN >>> El proyecto que financia Bill Gates para atenuar el sol

BioCarbon Engineering, compañía de restauración de ecosistemas

Fuente: Susan Graham, CEO of BioCarbon Engineering en Hello Tomorrow Conference.

BioCarbon Engineering ofrece un servicio de siembra con drones que asegura tiene la capacidad de distribuir hasta 35.000 semillas por día, y puede operar en lugares que son de difícil acceso para los humanos.

Además de semillas, estas cápsulas biodegradables pueden ser cargadas también con todos los nutrientes necesarios para la rehabilitación de suelos degradados y afectados por incendios forestales para darle al nuevo bosque las mejores chances de desarrollo.

Sin embargo, es mucho lo que falta por saber. No todas las semillas son aptas para sembrarse de esta manera. No es tan sencillo como suena ya que se necesitan muchos ensayos y estudios para optimizar esta nueva metodología.

LEE TAMBIÉN >>> Cero emisiones: Desarrollan el primer tractor autónomo y eléctrico

Puntos a mejorar para potenciar el resultado de la siembra con drones

¿Todas las semillas germinan de la misma forma? La respuesta es no. En la naturaleza ocurre un fenómeno de ocupación escalonada y paulatina de un terreno por parte de las especies vegetales que se conoce como «sucesión ecológica».

Existen dos tipos, la «sucesión primaria» (colonización de un terreno por primera vez) y la «sucesión secundaria» (recolonización de un área previamente alterada o afectada). En el intento por recuperar el bosque, no todas las especies vegetales brotan al mismo tiempo.

Hay semillas adaptadas para crecer sobre terrenos expuestos al sol y suelos alterados. Suelen ser especies anuales de rápido crecimiento, luego suelen seguirles las especies arbustivas y finalmente comienzan a aparecer las especies arbóreas que crecen más lentamente.

Además hay especies que crecen solo bajo la sombra de otros árboles, otras semillas que necesitan pasar por el tracto digestivo de ciertos animales para poder germinar, e incluso hay especies que necesitan del fuego para que sus semillas se activen!

Los ecosistemas son muy complejos y no es sólo cuestión de hacer llegar las semillas a todos los rincones de espacios desforestados, necesitaremos que las soluciones tecnológicas vayan adaptándose a la estrategia de crecimiento de cada especie vegetal. Pero el puntapié inicial fue dado y el camino parece muy prometedor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here