Las 7 cumbres: el sueño de alcanzar el pico más alto de cada continente

Siete cumbres, una por cada rincón del planeta. Es el sueño de muchos montañistas que quieren alcanzar los puntos más altos del mundo.

El Everest es la cima del mundo y protagonista de la lista de las siete cumbres (Foto de Dick Hoskins - Pexels).
El Everest es la cima del mundo y protagonista de la lista de las siete cumbres. (Foto: Dick Hoskins – Pexels)

Toda persona que se haya iniciado en el montañismo alguna vez se planteó este objetivo: subir a las siete cumbres más altas de cada continente del planeta. Asia, América del Sur, América del Norte, Oceanía, África, Europa y la Antártida son los siete continentes convencionales, hogar de gigantescos colosos de roca.

No existe un desafío o una entidad oficial que certifique esta proeza que lleva mucho sacrificio físico y mental. La recompensa está en el alma, en llevarse en la mente esa sensación de estar rascando el cielo en cada rincón donde sea posible.

Existen varias versiones de este desafío personal. En Ecocultura te presentamos el planteado por el italiano Reinhold Messener, una verdadera institución en el montañismo mundial.

1- Monte Everest, la más alta de las siete cumbres

El desafío de las siete cumbres solo se verá superado si el montañista alcanza el techo del planeta, en Asia. El Monte Everest tiene 8.848 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m) y su cima se puede alcanzar después de sortear una innumerable cantidad de obstáculos, como temperaturas gélidas y tránsito en glaciar, en riscos y entre grietas.

Más allá de los desafíos del terreno, hay otro factor que hace a esta montaña aún más dificultosa: la falta de oxígeno. En el Everest se sobrepasa lo que se conoce como la «zona de la muerte» que es cualquier altura superior a los 7.500 m.s.n.m.

La escasez de oxígeno a esa altura hace que la mayoría de las personas realicen esta expedición con tubos de oxígeno. La recompensa, obviamente, está en la cumbre. Un sitio único en el planeta.

2- Cerro Aconcagua, el techo de América

Con sus 6.962 m.s.n.m, el Aconcagua– el «centinela de piedra»- es la montaña más alta del planeta fuera de la cordillera del Himalaya. Es un verdadero desafío para los montañistas del planeta que llegan hasta la provincia de Mendoza (Argentina) para intentar su cumbre.

Si bien el terreno de esta montaña no representa una mayor dificultad, si lo son la altura y las condiciones climáticas. Por estas razones, el Aconcagua es una de las montañas con mayor tasa de mortalidad de montañistas del planeta.

Sus filos, laderas y balcones presentan una vista única de la Cordillera de los Andes. Quienes han llegado hasta lo más alto cuentan que en un día despejado, con condiciones de visibilidad óptimas, desde su cumbre se puede ver el océano Pacífico.

3- Monte Denali, el techo de América del Norte

El Monte Denali se erige en una tierra de ensueño: Alaska. Con sus 6.190 m.s.n.m es la montaña más alta de América del Norte. Para llegar a su cumbre hay que superar un desnivel de 4.000 metros y aguantar su condición climática extrema, ya que se encuentra muy cerca del Círculo Polar Ártico.

¿Cuán frío es el Denali? Muy frío. El 1 de diciembre de 2003, una estación meteorológica ubicada a 5.800 m.s.n.m registró una temperatura de -59,7 ºC. Si a esto le sumamos el viento, la sensación térmica en esa altura fue de -83,4 Cº.

Desde la cumbre de esta fabulosa montaña se pueden observar un valle de glaciares y el resto de los picos de la Cordillera de Alaska, que al lado de este coloso parecen montañas de miniatura.

4- Monte Kilimanjaro: África desde la cima

Esta montaña es monumental. Su magnificencia se debe a que se encuentra en el medio de la sabana. Allí, en la llanura, el Kilimanjaro es el rey de las alturas con sus 5.892 m.s.n.m. Se encuentra al norte de Tanzania y es un atractivo para miles de turistas.

Se puede llegar hacia la cumbre desde 11 rutas distintas. La más conocida y utilizada es la Marangu; por ella se demora unos cuatro días en llegar a la cumbre y se puede pasar cada noche en un refugio.

Un viaje al Kilimanjaro no solo implica subir la montaña, sino también disfrutar de los safaris por la sabana para ver la maravillosa fauna de África. Lo triste de este cerro es que el calentamiento global está haciendo lo suyo y año tras año el techo de África pierde su corona de hielo por derretimiento.

5- Elbrus, una cumbre entre dos continentes

Durante muchos años, quienes querían alcanzar las siete cumbres debían trepar hacia la cima del Mont Blanc, en Francia e Italia. Con el correr de los años esta montaña fue desplazada de la lista y en su lugar se incorporó al monte Elbrus, que se encuentra en Rusia y que tiene 5.642 m.s.n.m.

El Elbrus está en las montañas del Cáucaso y delimita la frontera entre Europa y Asia. Hay dos formas de subirlo: por la ruta sur, con la que se cuenta con la ayuda de una telesilla; y por la ruta norte, que demanda varios días de travesía y se hace a pie.

La ruta sur es una caminata que demanda poco más de 12 horas. La telesilla hace gran parte del trabajo, aunque no deja de ser riesgoso para los caminantes. El Elbrus tiene un clima impredecible y, sobre todo en el retorno, se suelen cometer errores que resultan fatales.

6- Macizo de Vinson, el techo de la Antártida

Con sus 4.897 m.s.n.m, el Macizo Vinson es la montaña más alta de la Antártida. Se encuentra ubicado en la Cordillera de Sentinel, en un territorio que es reclamado por Chile.

Por su altitud no representa una gran dificultad, pero sí lo es el hecho de llegar a la Antártida para luego transitar por sus glaciares. Es por esto que la ascensión de esta montaña es un privilegio para los pocos que logran reunir los recursos para llegar a este recóndito lugar del planeta.

7- Monte Jaya, la más técnica de las siete cumbres

Por último, en la lista de las siete cumbres más altas de cada continente se encuentra el Monte Jaya. Se trata de la montaña insular más alta del planeta y la más elevada de Oceanía. Cuenta con 4.884 m.s.n.m y está ubicada en Nueva Guiena.

También es conocida como Nemangkawi o Carstensz. Y si bien es la más baja de la lista, es la que mayor dificultad técnica representa ya que para llegar a su pico es necesario escalar.

Otro punto que dificulta su ascenso es que se encuentra en un sitio prácticamente inaccesible. Para llegar hasta su campamento base es necesario recorrer unos 100 kilómetros desde la ciudad más cercana con aeropuerto.

También puede interesarte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here